Noticia sesgada: Selección de embriones. Uno nace y el otro muere.

La prensa se ha hecho eco de que un hospital público de Sevilla ha logrado evitar el contagio de una enfermedad congénita de padres a hijo. Ha nacido un hijo sano después de un proceso de selección.

Inmediatamente ha salido a la luz el complemento de la información, sin tanto bombo; que para hacer que naciera ese hijo sano se ha tenido que seleccionar entre varios embriones, desechando aquellos que eran portadores de la enfermedad.

Gran avance: para hacer nacer uno sano, un embrión con iguales derechos que los otros, se ha producido la muerte de otros bebés embotellados que han tenido la desgracia de no dar el nivel adecuado en el control de calidad.

Podría haberse dado la noticia de otro modo: en un hospital público de Sevilla se ha practicado la eugenesia, se han eliminado seres humanos portadores de una enfermedad; en un hospital de Sevilla se ha decidido qué ser humano tiene derecho a vivir; en un hospital de Sevilla unos investigadores se han manchado las manos de sangre inocente.
Triste día para ese hospital sevillano.

Andrés Aterido

7 comentarios:

frid dijo...

La pequeña Carmen:

Carmen ha tenido suerte, ha nacido por casualidad, con todo el mundo observándola. Tenía una oportunidad para vivir, cumplir los requisitos que, en la lista de encargo, habían hecho sus padres. Ellos no querían cualquier niño, se han arrogado el derecho de seleccionar un hijo sano.

Bendita Carmen, doblemente nacida. Tendrás unos hermanos de los que no se te hablará nunca, serán el secreto de tus padres y de un grupo de médicos sevillanos que se han arrogado el derecho de decidir quien nace y quien muere para engrosar la lista de niños utilizados como material genético de investigación, congelados, o triturados y arrojados al cubo de los desechos.

Sin embargo, la primera noticia fue para echar las campanas al vuelo: se había logrado evitar la transmisión de una enfermedad hereditaria; pero cuando nos fuimos enterando, nos dimos cuenta de que lo que se había hecho era, simplemente, eliminar todos los niños que daban un fallo en esa lista de encargo.

Hoy en la alegre Sevilla hay unos ángeles que revolotean llorosos, buscan los niños de los que son custodios; y es que no piensan que deben buscar entre los desechos de un hospital sevillano.

frid

el embrión feliz dijo...

el embrión feliz dijo...

El embrión feliz por haber nacido:

He entrado en un blog de alguien que defiende la vida. Mira por donde hay personas que todavía nos defienden.

Soy un pobre embrión desolado, vago por el mundo de puerta en puerta buscando alguien que me quiera y sólo me dan calabazas. Pasé por una casa en la que me dijeron: estás analizado, tu piel es negra y nosotros lo queremos rubio y con ojos azules, o sea que vete fuera.

Dando tumbos, como se entiende que puede andar un embrión pequeñito, llamé a la puerta siguiente: estaban haciendo deporte con la bicicleta estática, tomando yogures de esos sin grasa, cervezas sin alcohol y esas cosas: me miraron con atención, la niña dijo: mamá ahí una mota de polvo. Que no hijita: que es un embrión colesterótico, échalo afuera por si lo quieren los gordos de enfrente.

Pensé que esos gorditos eran más cariñosos y fui ufano a llamara a su puerta. Mira: un aprendiz de niño que se asoma por ahí, dile que no llegamos a fin de mes por la factura de helados y dulces; ¿pero si es tan salado? Que lo congelen si quieres y luego veremos si sirve para algo. Salí corriendo de ahí, a mi no se me hiela, que sonriendo y todo es difícil que salga de ahí sano.

Me topé con unos que venían en patera, pero me dijeron: ya nos gustaría acogerte, pero nos han dado una subvención condicionada al control de natalidad obligatorio, mejor que te vayas.

Llegué a la China, pero soy embrión de niña y si ahí se enteran me atrapan con el matamoscas. Estoy dando tumbos intentando no entrar en el único sitio en el que me acogen: pone en grandes rótulos laboratorio de técnicas avanzadas, pero ahí a los que son como yo o los diseccionan, los hacen multiplicarse como locos para volvernos a fragmentar e, incluso, nos mezclan con ratas: dicen que es por experimentar, pero no he visto ninguno de ellos con rabo o con bigotes y diente de roedor, y si ellos no juegan a ese juego, tampoco me fío.

Al fin miré por una ventana, vi un grupo bullicioso de niños alrededor de una mamá sonriente, entré y me hice el encontradizo. Ahí me hicieron nacer con amor. Lo anterior es un paseo que me dio el Creador para que tuviese claro la dicha que tengo de haber nacido, aunque tenga rotos los zapatos, aunque mis juegos sean usados y la ropa, toda, de segunda mano.

El embrión feliz.

blanca dijo...

Diálogo del embrión querido:

Mamá, tú que estás ahí feliz y muy feliz, te voy a dar una sorpresa... voy camino de mi nido. Ya algo intuí cuando papá y tú os mirabais con tanto mimo. Y el Dios bueno que me ha mostrado la película me dijo que era uno de esos filmes que acaban bien, que el chico se casa con la chica.

Voy ahora por un tubo muy oscuro, pero todo son caricias y oídos interiores. Me invade la dicha, voy bailando y mareando la perdiz mientras pienso mil y una travesuras para que, cuando me des a luz, tengas anécdotas que contar una y otra vez sin cansancio.

Voy poniendo caras, lo que es difícil cuando mis células son escasas todavía, pero mi alma es ya grande y hermosa según me dice el buen Dios. Y esas caras muestran que voy a ser un actor en exclusiva durante meses. Me temo que tal como os vi en ese video, no tardaré en ser el príncipe destronado. Pero para eso también tengo ensayado el papel de celoso, lloroso y, al final, hermanito alelado de mi hermano.

Qué mundos interiores estoy explorando, qué nido tan seguro me estoy encontrando. Todas las paredes me dicen: ¡te quiero, te quiero tanto! Que estoy llorando de emoción y generando un líquido en el que no me ahogo. ¡Qué curioso!. Me dicen que voy bien, que naceré de cabeza, que es como nacen “los niños que nacen de pié”. Sólo vivir me hace feliz y agradecido.

Cuento mi tiempo en segundos. Me dice el buen Dios que habrá un momento en el que lo contaré en minutos, en horas, en meses y después iré todo orgulloso con mis números aprendidos a decir a mamá y a papá: “teno tes, tes años”. Luego llegarán otros momentos, pero para qué pensar en ellos si cada segundo que pasa es una eternidad de cielo.

Qué te puedo decir, mamá, sino daros las gracias a vosotros y también a los abuelos y a los papás de los abuelos y a toda esa serie de antepasados que nos contemplan desde el cielo viendo en mí, pobre embrión, una continuación de la saga. Y ellos, que ya saben lo que vale la pena, sólo me dicen una cosa: ¡sé feliz y agradecido!, y así serás siempre feliz. Y por eso comienzo mi vida con un gracias muy grande.

Además, el buen Dios me ha mostrado, en un instante a muchos los amigos que tenía previsto que tuviera. Estaban, Pascualín, Arturito, Mariana, Estela, pero esos no han tenido tanta suerte. Sí, existieron un instante en la tierra, eran nuestros vecinos, pero su vida no pudo contarse más que en minutos, horas o días. Lo más trágico fue lo de Pascual. ¡Estaba tan ufano, había llegado a doce días! Pero le hicieron el corte y se quedó en el cielo esperando que yo llegue, para ser el portero del equipo de fútbol. Por eso mismo os estoy todavía más agradecido.

blanca

elena dijo...

Con mucha frecuencia leemos escritos de ciudadanos preocupados, exigiendo responsabilidad, porque un perro cachorro ha sido atropellado por un coche. Se preguntan ¿que está fallando en nuestra sociedad, que se ha perdido la dignidad humana? Yo también estoy en contra de cualquier maltrato a los animales.

Pero a mí lo que me produce escalofrío y me siento impotente son con las 250 defunciones diarias por aborto en España, principal causa de mortalidad de nuestro país, aunque en lugar de hablar del aborto o de asesinato de un inocente, se dice que se va a producir la interrupción del embarazo.

No lo entiendo, porque en el diccionario queda bastante claro el significado de la palabra “interrupción” suspensión, detención, que nada tiene que ver con matar. Igualmente también emplean la frase “derecho a decidir de la mujer”, pero al que no le dejan ninguna capacidad de decisión es a la víctima inocente, el no nacido, al cual se le condena a muerte.

Aquí es donde está fallando nuestra sociedad y aquí es donde ha perdido la dignidad humana, ¿no creen?

alicia dijo...

En La Rinconada he sido testigo de como desde Asuntos Sociales se les planifica el aborto a las jóvenes sin recursos e incluso a señoras mayores, en este caso a una chica gitana 19 años muy amiga nuestra..Con los gitanos toparon al menos con mis amigos,ellos son muy defensores de la familia y a una madre gitana no le importa criar a los hij@s de sus hij@s. Actualmente mi amiga a la que le ayudaron en Pro Vida tiene tres niños rubios preciosos y un marido gitano rubio y muy bueno, tienen su trabajo y son muy felices. Tambien he sido testigo de como a una mujer de 40 años de los talleres de costura que tenia 3 hijos y su marido "lo gana bien" como se dice por aquí abajo, le recomendaron abortar y abortó...hoy tiene depresiones de caballo y su familia vá "empicao"....He vivido tantas experiencias de este tipo en este pueblo que tal se les encuentre sentido a mis protestas....

vicente dijo...

Barbarie
No entiendo como se puede hacer tanto hincapié en dejar de fumar, en retirar el carné de conducir al concluir los doce puntos, en esforzarse por tener un cuerpo diez a base de un sacrifico incomprensible, en cuidar a los quebrantahuesos y demás animales en peligro de extinción y sin embargo frivola y banalmente se recomienda abortar e incluso se pretende despenalizar. ¿Qué filosofía moderna es esta? ¿En qué nos hemos convertido? Si el ser humano no preserva a su especie, ¿de qué sirve fomentar otras cosas si en lo fundamental se falla? Si a la vida y si al ser humano.

sobrino de Atilano dijo...

Tres preguntas muy sencillas:
1.- ¿Se puede negar que un embrión congelado sea “un ser humano”? Véanse las fotos de niños, resultado de la adopción de embriones humanos por parejas en los EEUU que aparecen en el NEW YORK TIMES (edición 24 de mayo de 2005).

2.- Si son “seres humanos” ¿quién tiene el derecho a utilizarlos para experimentos o a transmitir su propiedad? ¿Se llamaba esclavitud a esto?

3.- ¿Qué madre y con qué criterio elige un embrión como hijo y entrega al otro para un experimento de laboratorio?